Estadounidense Dirigía Red de Prostitución Infantil

Estadounidense Dirigía Red de Prostitución Infantil

Capturan a estadounidense que dirigía red de prostitución infantil en Colombia. El sospechoso fue arrestado en un lujoso apartamento en Medellín, cuando disfrutaba en un jacuzi con una menor de 14 años, dijo la policía.

El diario EL TIEMPO, publica hoy un amplio reportaje sobre las actividades del sujeto, identificado como Jay Harry Drivas, de 53 años, que se hacía llamar “El Gran Jake” y promovía el turismo sexual con menores a través de una página electrónica denominada Colombiajake.com.

Las autoridades afirman que el sujeto logró atraer la atención de cientos de pederastas en Estados Unidos, que viajaban con frecuencia a Colombia atraídos por las ofertas que les proponía “el gran Jake”. Los turistas sexuales alegadamente pagaban altas sumas de dinero por sexo con menores y el sujeto aparentemente distribuía apenas unos cuantos pesos entre las niñas, muchas de las cuales son adictas a diversas drogas, según trascendió.

Los investigadores aseguran que Jake elegía entre sus víctimas a menores con bajo nivel de escolaridad, de escasos recursos económicos, residentes de barriadas marginales, a quienes les proponía ganancias fácil de dinero para la adquisición de ropas, teléfonos y accesorios.

El general William René Salamanca, director de Protección y Servicios Especializados de la Policía, asegura que el rastreo a las páginas web que más frecuentan los depredadores sexuales fue clave para llegar hasta ‘Jake’.
El hombre, nacido en Massachusetts, se instaló en el 2009 en el exclusivo sector de El Poblado, de Medellín. Allí llevaba una vida llena de lujo: comía en los mejores restaurantes, compraba ropa de marca y conducía un carro de alta gama, siempre acompañado de hermosas mujeres
Lo identificamos hace seis meses en la web y empezamos hacerle seguimiento”, señaló el oficial.
Los investigadores tuvieron que recurrir a un policía infiltrado, con buen nivel de inglés, que contactó a ‘Jake’ mostrando interés en el paquete turístico que ofrecía. “Al principio, fallamos dos veces en nuestro intento de contactarlo porque le hablamos en español, y, aunque él habla nuestro idioma, negó cualquier actividad turística y sexual. Cuando lo hicimos en inglés, tomó confianza y empezó la negociación”, dice la fuente. El supuesto cliente pidió los servicios de dos menores de edad, y el norteamericano accedió.

Drivas viajaba por lo menos tres veces al año a Estados Unidos para promover sus servicios y dar a conocer su página web. “En sitios públicos abordaba a hombres mayores, a los que les hablaba de un mundo de aventura en Medellín. Y les decía que en la dirección web encontrarían la ruta.

Básicamente, manejaba dos líneas de prostitución. La de mayores de edad, cuyas fotografías y nombres tenía en una lista que le fue incautada el día de su captura, tenía más de 200 registros. La otra, más reservada, incluía los servicios de menores de edad.

Los clientes de ‘Jake’ viajaban desde ciudades como Cheyenne, Lincoln, Dallas y Atlanta y adquirían uno de los dos ‘paquetes turísticos’ que ofrecía, en los que siempre figuraba la compañía de una mujer.

Los enganchaba con imágenes de la ciudad, y los videos que ‘Jake’ subía a su página web, en la que se podía ver a clientes narrando sus experiencias en locaciones como el parque del Poblado, sobre lo maravillosa que es la ciudad, la buena comida y la excelente atención de su anfitrión”, relató uno de los investigadores.

‘Jake’ les ofrecía a sus clientes VIP su exclusivo apartamento para pasar noches alternativas. Un jacuzzi inflable se convirtió en el ícono más representativo de los servicios que ofrecía. “Precisamente, el día que lo capturaron, en ese apartamento –que tenía en arriendo– estaba en el jacuzzi con una niña de 12 años y se le incautaron sustancias psicoactivas, pastillas sexuales y 33 millones de pesos en efectivo”, dice Salamanca.

Los paquetes turísticos de ‘Jake’ se manejaban bajo dos modalidades, de acuerdo con el bolsillo del cliente.
Uno por 10.000 dólares que incluía los tiquetes de avión, estadía y paseos por la ciudad, más la dama de compañía de su preferencia, la cual podía escoger en el catálogo que aparecía en su página web. El servicio sexual era pagado aparte, dependiendo de los gustos del cliente.

El segundo paquete, por cinco mil dólares, se diferenciaba sobre todo en el nivel del hotel.

Fiscales de los Estados Unidos llegaron esta semana al país para tratar de establecer la identidad de los clientes de Jay Harry Drivas, para procesarlos por crímenes sexuales contra menores. “En Colombia le esperan por lo menos 20 años de condena por delitos relacionados a la inducción a la prostitución, tráfico y porte de sustancias psicoactivas y explotación sexual que involucra menores de edad. Pero Estados Unidos también tiene la intención de llevárselo para juzgarlo allá”, dice Salamanca.

El norteamericano pasó de sus estancias de lujo a la cárcel Bellavista de Medellín, donde será sometido a una evaluación psiquiátrica debido a que desde el momento de su captura ha intentado suicidarse en dos ocasiones.

Pero ese no es el único caso de extranjeros capturados en Colombia y vinculados a redes de explotación sexual. En lo corrido del año ya van capturados cuatro extranjeros detenidos por delitos como pornografía de menores, inducción a la prostitución y proxenetismo con menor de edad.Dos de los que han caído son mexicanos y otros dos, norteamericanos.

Por casos de violación entre 2014 y este año han sido detenidos 25 ciudadanos de distintas nacionalidades.
La Policía colombiana ha implementado los mismos controles que se usan contra las redes de narcotraficantes, en la cacería de los extranjeros y nacionales que están detrás de las redes de traficantes internacionales de personas que delinquen en el país.

De hecho, en una redada en el 2014 apoyada por las agencias estadounidenses ICE (servicio de inmigración y control de aduanas) y Homeland Security Investigations (de seguridad nacional), se logró capturar a 12 personas, entre ellos una exreina popular de Cartagena sorprendida en la isla del Rosario con 20 menores de edad que, según las autoridades, iban a ser ‘vendidos’ a clientes de este crimen contra la niñez.

El Gran Jake, pasara largo tiempo en una cárcel de Colombia
El Gran Jake, pasara largo tiempo en una cárcel de Colombia

Share this post