Récord de Atracos en Ciudad de Venezuela

Récord de Atracos en Ciudad de Venezuela

El hampa impuso un récord muy difícil de igualar, en ocho horas asaltaron 60 buses, en Maracaibo, la segunda ciudad de Venezuela.

Los asaltos en el transporte público son tan comunes, que los usuarios del servicio optaron por abandonar el hábito de llevar celulares, joyas y dinero en efectivo cuando viajan en esas esas unidades para dirigirse a sus empleos.

Pese a que la policía libra una guerra a muerte contra los criminales que azotan el servicio, cada día es más difícil doblegar a este tipo de delincuentes. Este viernes, funcionarios de una brigada contra robos detectó a dos jóvenes que habían asaltado un bus y logró abatirlos luego de una persecución que involucró una toma de rehenes.

Un diario de la ciudad de Maracaibo, LA VERDAD, publica hoy un reportaje sobre las calamidades que enfrentan a diarios los usuarios del servicio y los transportistas, señalando que los perpetradores esperan a los autobuses en las esquinas, corren detrás de las unidades y se guindan de las puertas. Apenas se montan, empiezan sus discursos. Algunos dicen que salieron recientemente de la cárcel, otros que más vale una colaboración a la buena y no un atraco con susto, y los últimos no pierden la maña, sacan sus pistolas y apuntan a los pasajeros para intimidar.

El periodista incluye en su trabajo la reseña de los supuestos ladrones abatidos después de asaltar un autobús, a los que identificaron como parte de un grupo de las bandas que azota al transporte público, los dos sujetos se embarcaron en un bus, asaltaron a todos los pasajeros y se bajaron en un sector conocido como La Lago; al advertir la presencia de los uniformados, entraron a la fuerza en una cosa, tomaron como rehenes a dos menores y trataron de convertirlas en escudo para escapar de los uniformados, pero las chicas escaparon y los oficiales los balearon antes de que accionaran sus armas.

Rutas de la muerte

Las víctimas denuncian que la respuesta policial es tardía. Los atracadores burlan los puntos de control en Tribunales y frente al terminal. Las patrullas pasan frente a los grupos en las paradas de autobuses y no los revisan. “En las cajas y los bolsos llevan las armas”, denunció Erasmo Alián, presidente de la Central Única de Transporte.

En las zonas críticas se reportan al menos 60 robos en ocho horas. Los conductores estiman que con un trabajo de inteligencia pueden desmantelar las bandas.

Promesa

Héctor Otalora, subdirector de Polimaracaibo, aseguró que tienen un nuevo proyecto de seguridad para bajar los índices de robos en las unidades colectivas. Reciben constantes denuncias de robo de los presidentes de las rutas de buses y carritos por puesto.

“Tenemos el proyecto para proteger a los conductores y a los usuarios del transporte público de todas las rutas y acabar con este flagelo que los viene azotando”.

polinias

Share this post