Dilma Rousseff Fuera del Poder

Dilma Rousseff Fuera del Poder

Dilma Rousseff, fue destituida como presidenta de Brasil y su mentor político Lula Da Silva, quedo en la picota, acusado igual que su pupila de crear una red de corrupción que giraba en torno a la petrolera nacional, según conoció la redacción de LAVOZDEAMERICA.US

El ‘impeachment’ contra Rouseeff se concretó este miércoles con los votos de 61 senadores contra 20 (eran necesarios un mínimo de 54 votos) y decretó la “pena de muerte política” de la ya ex presidenta, reelegida en 2014, que ha calificado la destitución como un “golpe” antidemocrático.

Rousseff, sin embargo, no ha quedado inhabilitada para ocupar cargos públicos en el futuro. En esta segunda votación, 42 senadores se inclinaron por inhabilitar a Rousseff, 36 votaron a favor de mantenerle los derechos y hubo 3 abstenciones, por lo que no se alcanzaron los dos tercios (54 votos) necesarios para aprobar la moción.

La votación se trasmitió en vivo por la cadena de televisión Telesur, que forma parte del organismo comunicacional de Brasil, Venezuela y Uruguay. Argentina retiró su patrocinio de la cadena televisiva e igual destino le espera con Brasil, debido a los incesantes ataques contra Temer, el presidente encargado en la ausencia de Rousseff.

Para los congresistas que votaron en su contra, primero en la Cámara de los diputados y ahora en el senado, las maniobras fiscales realizadas por Rousseff en 2015 constituyen un crimen de responsabilidad y perjudicaron a las cuentas públicas del país.

Dilma ha reaccionado ante la destitución calificándola, de nuevo, de “golpe de Estado” y reiterando que “condenaron a una inocente”. Piensan que nos han vencido, se equivocan, ha declarado. “Volveremos, volveremos. Sé que todos vamos a luchar”, añadió.

El ‘caso Petrobras’, el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil, es no obstante uno de los motores del cese de la mandataria y el que le dio alas de legitimidad en las calles. El gobierno interino de Michel Temer, que estará al frente del país hasta 2018, también está manchado por la trama de pagos ilegales repartidos entre cargos políticos de varios partidos, incluido el PT, directivos de la petrolera Petrobras y ejecutivos de las constructoras de las obras públicas cuyas concesiones fueron amañadas.

Temer, de 75 años, asumió formalmente su cargo en el Palacio de Planalto de Brasilia tres horas después de ejecutarse la destitución de Dilma y pone fin definitivo a 13 años de gobiernos de izquierdas en el país.

Tercer proceso de destitución en el país

El ‘impeachment’ de Rousseff, aprobado por la Cámara el pasado mes de abril y al que el senado dio continuidad en mayo, es el tercero abierto en la historia de Brasil.

El primero, en 1954, derivó en el suicidio del presidente Getulio Vargas mientras que el segundo, en 1992, primero del actual periodo democrático, forzó la dimisión de Collor de Mello ante una gran oposición en las calles. Rousseff, por el contrario, aguantó en su cargo hasta el final del proceso, que da pie a un nuevo gobierno del PMDB sin haber ganado nunca unas elecciones directas, algo que no hizo José Sarney en 1985 ni tampoco Itamar Franco cuando asumió el mandato dejado por Collor.

 

La que fuera presidenta de Brasil hasta su destitución este 31 de agosto adjudicó parte de la suspensión de su cargo al machismo, además de enviar un abrazo al pueblo brasileño y aseguró que continuaría ejerciendo tareas para construir el futuro del país

La presidenta destituida de Brasil, Dilma Rousseff, envió un mensaje al pueblo brasileño después de que se decidiera en el Senado de Brasil la separación de su cargo. En un pronunciamiento ante los medios de comunicación se negó a decir adiós, ya que tiene la seguridad de que asumirá otras tareas en pro de construir un futuro para el país.

“En este momento, no voy a decirle adiós a ustedes, tengo seguridad que puedo decir hasta pronto. Sé que voy a asumir otras tareas, lucharé incansablemente para poder continuar construyendo”, declaró la primera mujer en ocupar el Palácio do Plnalto y también la que hizo historia al salir de ahí.

En su mensaje, también increpó al machismo como uno de los detonantes del llamado “golpe de Estado parlamentario” en su contra.

“El machismo y la misoginia mostraron sus fauces, abrieron el camino de cualquier manera” y agregó que “nosotros quisimos abrir el camino a la igualdad de género, y nada nos va a poder hacer recular”.

Cerró su intervención citando a un poeta cuyo nombre no develó: “En las palabras de un poeta: ‘no estamos alegres, pero qué razón tendríamos para estar tristes’”; argumentando que “el mar de la historia es agitado”; y “con un abrazo para el pueblo brasileño, a las mujeres y hombres de mi país y quienes creen que la democracia es justicia”.

La destitución ocasiono diversas reacciones en los países del Sur, la mas violenta se produjo en Venezuela, que retiro su embajador y congelo las relaciones con su antiguo socio, acusando al senado y a la cámara baja de perpetrar un golpe de estado.

El presidente Nicolás Maduro, declaro que lo que paso en Brasil es un golpe a la democracia, pese a que actualmente en su país, existen condiciones antidemocráticas, avaladas por el ejército y la justicia, absolutamente sometida a los designios del partido de gobierno.

Igualmente los organismos electorales, trabajan a fuego lento, en un intento por frenar un proceso revocatorio que podría poner a Maduro en la misma situación de su ex colega Rousseff, fuera del poder.

Share this post