Militar Acusado de Narcotráfico Nombrado Vice Ministro

Militar Acusado de Narcotráfico Nombrado Vice Ministro
Edylberto Molina y Nestor Reverol, buscados por la DEA, nombrados ministros de Justicia en Venezuela.
Edylberto Molina y Nestor Reverol, buscados por la DEA, nombrados ministros de Justicia en Venezuela.

Un militar supuestamente buscado por la DEA, Interpol y el FBI fue nombrado vice ministro de Justicia y Paz en Venezuela.

El general Edylberto José Molina Molina, figura en un expediente sometido por las autoridades norteamericanas en una corte de Nueva York, como alegado promotor del narcotráfico y lavado de dinero en esta parte del continente, pero pese a las acusaciones, fue promovido a un cargo en el gobierno militarizado del país suramericano.

El nombramiento fue refrendado por el actual ministro de la cartera, otro general, Néstor Reverol, igualmente señalado por las autoridades estadounjidenses como miembro de una mafia que desde Venezuela controla el contrabando de drogas hacia los Estados Unidos.

Los señalamientos fueron categóricamente desmentidos por el General Reverol, quien afirmó que tales acusaciones tienen como finalidad desprestigiar su carrera y desestabilizar al gobierno del Presidente Nicolás Maduro, enemigo acérrimo del capitalismo.

Molina, por su parte, nombrado en el mismo expediente de Reverol, hizo caso omiso de las acusaciones que se publicaron este año en un comunicado de la corte del distrito este de Nueva York, en el que se indica que entre enero del 2008 y diciembre del 2010, “Reverol y Molina recibieron pagos a cambio de, por ejemplo, alertar a los traficantes de futuras redadas policiales en busca de droga”.

El actual ministro de justicia y paz, Néstor Luis Reverol Torres, se desempeñaba como director de la Oficina Nacional Antidrogas de Venezuela y como subdirector, Edylberto José Molina Molina, cuando supuestamente recibieron sobornos por parte de traficantes de drogas a cambio de ayudarles a distribuir cocaína, que sería importada a Estados Unidos, anunciaron el 1 de agosto del año pasado los fiscales de una corte federal neoyorquina.

Según la fiscalía, los acusados también avisaron a los traficantes de la ubicación en Venezuela de agentes policiales que llevaban a cabo operaciones antidrogas, para que así los traficantes pudieran cambiar el lugar donde almacenaban la droga o para que cambiaran sus rutas de transporte.

Reverol y Molina también tomaron medidas para paralizar investigaciones y así permitir que vehículos con drogas abandonaran Venezuela, asegura la fiscalía de Brooklyn. Además, según los fiscales, dejaron en libertad a individuos que habían sido arrestados por narcotráfico y permitieron que drogas y dinero obtenido con su venta dejara de estar bajo custodia policial.

Ambos también previnieron el arresto o deportación de individuos que habían sido acusados de narcotráfico por otros países, como Estados Unidos, señaló el comunicado.

“Nada puede ser más perjudicial para los esfuerzos de autoridades que intentan frenar el tráfico de drogas que funcionarios corruptos que rompen con la confianza que les tienen los ciudadanos al ayudar a traficantes a llevar a cabo sus crímenes diarios”, dijo en el comunicado Robert Capers, fiscal general del distrito este de Nueva York.

Reverol, exjefe de la agencia antidrogas venezolana, era un aliado del difunto presidente Hugo Chávez.

En diciembre dos funcionarios al tanto del caso hablaron bajo la condición de anonimato porque el documento judicial se encontraba cobijado bajo reserva sumarial.

Sin embargo los señalamientos hicieron mella en las carreras de ambos oficiales y ayer se anunció que por orden del presidente de la República, Nicolás  Maduro, fue designado el general Edylberto José Molina Molina, como viceministerio del Sistema Integrado de Investigación Penal.

 

Share this post