El Ladrón de Auyamas y los Narcosobrinos

El Ladrón de Auyamas y los Narcosobrinos

el-ladon-de-las-auyamasLa fotografía de un jovencito de 17 años encausado por robarse cinco auyamas, le ha dado la vuelta al mundo y en todos los medios que la publican, destacan la triste situación económica de Venezuela.

El joven de la foto confesó que hurtó las hortalizas agobiado por el hambre y para llevar algo a su casa, donde pasan días sin comer.

Dirigentes de la oposición han tomado la misma foto para ilustrar la hipocresía de la justicia en el país suramericano, donde proceden a enjuiciar a un muchacho que se roba cinco auyamas, pero se niegan rotundamente a investigar el caso de los sobrinos de la Primera Dama Cilia Flores, condenados en USA por tráfico de drogas.

Efrain y Franky Flores revelaron antes de su arresto que la droga saldría por la “rampa” cuatro del aeropuerto de Maiquetía, destinada a los vuelos oficiales o del presidente. Que el producto de la misma seria invertido en la campana de “su madrina”, que ambos traficaban con drogas desde que tenían 18 años, que vivían como reyes dentro y fuera de su país y que usaban pasaportes diplomáticos para contrabandear los estupefacientes y evitar los registros en los aeropuertos del área del Caribe.

De acuerdo a las apreciaciones de un dirigente de la oposición, “para buen entendedor pocas palabras bastan”, señalando que los narco sobrinos se condenaron por su soberbia. “Pensaron que nunca los atraparían y por eso se daban el lujo de hablar sin rodeos sobre sus actividades ilícitas.

Un jurado absolutamente soberano los halló culpables después de escuchar sus truculentas confesiones, opina el dirigente de la oposición, quien agregó que pese a las pruebas que aportaron los narcos confesos, en Venezuela “ningún tipo de autoridad es capaz de averiguar lo que revelaron los narcosobrinos para evitar confrontaciones con la poderosa pareja”, apuntó la fuente.

“Por el contrario, los líderes de la revolución insisten que se trató de un secuestro, un complot contra la soberanía de Venezuela y califica a los ahora delincuentes confesos  como “víctimas de una conjura”, insistió nuestro informante, quien además afirmo que ni la primera dama ni el Presidente Maduro han hecho declaraciones sobre la condena.

“Solo un diputado a la Asamblea, Pedro Carreño, dijo en medio de una andanada de groserías, que se trata de dos “inocentes muchachos” victimas de expertos en el engaño. El político no aclaró que tipo de engaño ni como se llevó a efecto, si tomamos en cuenta que los narcosobrinos viajaron en un avión piloteado por efectivos de la armada de Venezuela y fueron atrapados en Haití, después de supuestamente negociar la drogas en Honduras.

 

Share this post