Falla Humana Ocasionó la Tragedia

Falla Humana Ocasionó la Tragedia

el-avion-siniestradoDos nuevas versiones sobre la tragedia de Medellín están en casi todos los medios. La grabación de la caja “negra” indica que el equipo se quedó sin gasolina y la otra versión, ofrecida por la compañía propietaria del avión, señala la nave era para distancias cortas.

Radio Caracol, una de las principales emisoras de noticias de Colombia, dio a conocer la grabación entre el piloto y la torre de control en Medellín y según dijeron los expertos de aeronáutica civil, no hay dudas que falto combustible para terminar la travesía.

La redacción de LAVOZDEAMERICA, tomo la grabación y otros detalles ofrecidos por los medios colombianos, para elaborar este informe en el cual se destaca que al vuelo de Lamia293 le faltaban tan sólo 13,2 kilómetros para tocar el borde de la pista del aeropuerto de Rionegro. Sin embargo seguía a nueve mil pies de altura y no logró aterrizar porque se quedó sin combustible.

El diálogo entre la torre de control y la tripulación del Lamia 293, revelado hacia el mediodía de este miércoles por Radio Caracol, confirmó que el accidente se originó por falla humana: del piloto, Miguel Alejandro Quiroga Murakami, quien además era uno de los dueños de Lamia, que se abstuvo de abastecer el suficiente combustible antes de llegar a su destino y no informó de la situación a la torre de control para, quizás, evitar ser multado.

El siguiente es un extracto de la conversación: “Lamia 293 está en falla eléctrica total y sin combustible, señorita”, fue una de las últimas palabras del piloto del avión siniestrado.

Ante esta revelación, y visiblemente alterada en su voz, la controladora, Jabeth Lombana, le advertía que los bomberos ya estaban alertados en la pista y le daba vía libre para aterrizar. Pero fue tarde.

“Lamia 293 está en falla eléctrica total y sin combustible, señorita”

La siguiente es la conversación.

“Solicito descenso inmediato (…) Vectores Vectores, señorita”, señaló el piloto. La operadora, entonces, le indicó que tomara rumbo y le indicó que no lo tenía en el radar. Le pidió su ubicación.

OPERADORA: “Le confirmo. Por la izquierda con rumbo 3.5.0. Usted se encuentra a 8.2 milla al borde de Rionegro. No lo tengo con la altitud, capitán … La señal radar se perdió, verifique rumbo, no lo tengo… No lo tengo con la altitud, PILOTO: ¡Vectores! ¡Vectores!

PILOTO: Nueve mil pies, señorita

CONTROLADORA: ahh.. posición… posición… Lamia: ¿Qué altitud tiene ahora?

PILOTO…. (ya no contestó)

 

 

Share this post