Se Extiende Escándalo de Tragedia de Medellín

Se Extiende Escándalo de Tragedia de Medellín

 

El escándalo de corrupción que rodea la tragedia de Medellín creció de tal manera, que ahora vinculan con el caso a la Confederación Sudamericana de Fútbol, (Comebol), y se menciona al desaparecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez y al actual mandatario Nicolás Maduro.

José Luis Chilavert, mundialista de la selección de Paraguay, afirmó en los medios de ese país que la Conmebol, “recomendaba” a los clubes volar con la referida Línea Aérea y dijo que ejecutivos de la entidad futbolística aparentemente tenían “intereses ocultos” con la referida línea aérea.

“La Conmebol es culpable de esta tragedia. Ellos ofrecieron el avión”, disparó José Luis Chilavert quien además agregó que el fútbol sigue manchado por temas de corrupción y no se ha mejorado nada tras el escándalo de la FIFA. “Siguen masacrando al fútbol”, dijo el paraguayo.

Por su parte directivos de la Conmebol descartaron las declaraciones de Chilavert, señalando que la escogencia de los medios de transporte de cada equipo era responsabilidad exclusiva de sus ejecutivos.

En un comunicado destacaron que ningún club de la Confederación recibió cartas de recomendación para usar los servicios de la compañía LAMIA. Los directivos del once Chapecoense que no abordaron el avión, apoyaron la versión de la Conmebol.

Por otra parte RADIO BLUE desde Bogotá comento el Ricardo Albacete, fundador y propietario de LAMIA, supuestamente gozaba de las preferencias de Chávez, bajo cuyo padrinazgo nació la compañía,  alegadamente con el propósito de fomentar

el turismo y el intercambio cultural entre las regiones de todo el país, por lo que el estado venezolano decidió otorgarles apoyo financiero con dólares preferenciales.

“Sin embargo, dice el comentarista radial, lo raro del caso es que la línea se estableció en un aeropuerto que estaba cerrado, “ALBERTO CARNEVALLI”. La compañía hizo un solo vuelo y se reubicó en la Isla de Margarita, en Nueva Esparta,  pero las autoridades aeronáuticas no le dieron permiso para establecerse y decidieron migrar a Bolivia.

Una nota de prensa de la estatal Agencia Venezolana de Noticias, el 2 de noviembre de 2013, reseñaba el primer vuelo de la empresa en el aeropuerto Manuel Carlos Piar de Puerto Ordaz proveniente de Nueva Esparta. En el vuelo estaban Mata Figueroa y directivos de la aerolínea, quienes fueron recibidos por Rangel Gómez y periodistas de Bolívar.

“Esta es una demostración de que el sector privado cree en el potencial turístico del país”, aseguró el gobernador de Nueva Esparta al llegar ese día a Bolívar. Dijo en ese entonces que el proyecto de Lamia contaba con el apoyo del presidente Nicolás Maduro y de los exministros Hebert García Plaza (Espacios Aéreos y Acuáticos) y Andrés Izarra (Turismo).  Ambos se fueron del país sin especificar los motivos.

¿Quién es Ricardo Albacete?

Empresario de origen español se dedicaba al negocio de la construcción en Mérida antes de iniciar el proyecto de Lamia, según el portal chavista Aporrea. En una entrevista que concedió a una televisora local en junio de 2011, el inversionista hablaba de ambiciosos planes para la aerolínea: tarifa plana a los clientes, la futura conexión con varias islas del Caribe y Panamá y la devolución del 100% del costo del boleto si un cliente no podía viajar.

Pero tres meses después Lamia abandonó el aeropuerto de Mérida. El 16 de septiembre Albacete se presentó en el aeródromo y explicó a periodistas las razones de la empresa para cesar sus actividades y despedir a decenas de trabajadores. El empresario culpó al Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (Inac) por no otorgar los permisos legales para operar en Venezuela, acusó al diputado opositor Williams Dávila por orquestar una campaña contra su proyecto y reveló su decepción por los políticos, algo que se dedicó a cultivar en los últimos años.

El diario El Confidencial de España vincula a Albacete con Sam Pa, quien fuera detenido en 2015 por las autoridades de Beijing por encabezar una red de corrupción en España y China a partir de negocios oscuros con la petrolera chino-angoleña, Sonangol. Bajo el asesoramiento de Albacete, Sam compró un astillero en Galicia a un precio millonario.

Sin hacer las rutas prometidas en Venezuela, Lamia decidió prender las turbinas en otro país. En 2015 recibió licencia para realizar operaciones aeronáuticas no regulares, domésticas e internacionales de pasajeros y de carga en Bolivia bajo el nombre Lamia Corporation SRL.

Sin embargo, el presidente Evo Morales, declaro poco después de conocerse la tragedia, que no tenía información sobre la línea aérea y desconocía su permanencia en el país, Los comentaristas de BLUE RADIO, señalaron que los comentarios del ejecutivo boliviano no tenían ningún sentido, si se toma en cuenta que los aviones tenían en un costado la bandera de Bolivia y operaban en el aeropuerto internacional de La Paz.

 

 

Share this post