Armarán Civiles para Masacrar la Oposición

Armarán Civiles para Masacrar la Oposición

Indignación causo en todo el mundo el anuncio del Presidente de Venezuela Nicolás Maduro, de armar a los civiles que apoyan su gestión para masacrar las marchas de la oposición.

El mandatario afirmó que tiene el presupuesto para aumentar las milicias civiles y entregarles medio millón de fusiles para defender a la revolución de los ataques del pueblo que se ha lanzado a la calles a protestar por la falta de medicinas, alimentos y seguridad.

“Mientras el hampa común masacra a los trabajadores en las calles, el presidente solo piensa en generar más violencia y una guerra civil para mantenerse en el poder que sostiene precariamente”, declaró un dirigente de la Unidad Democrática.

Por su parte el Presidente Colombiano Juan Manuel Santos, señaló públicamente que está sumamente preocupado por la militarización de los civiles en Venezuela. “Las armas a los civiles crearan un foco de resistencia mas violento y peligroso para el mismo pueblo”, dijo el mandatario

La OEA mientras tanto se mostró absolutamente contraria a la disposición del presidente Venezolano y esperan que este recapacite y evite más derramamientos de sangre en las calles de Venezuela.

Un vocero de la oposición dijo que el primer ensayo del extintito presidente Chávez, fue armar a los pandilleros en Caracas, a quienes denominó: “Lideres negativos” y les entregó armas para defender al país de una supuesta invasión norteamericana.

Hoy, los llamados colectivos, mantienen en vilo a toda la población y son las principales causas de la violencia que azota a Caracas todos los días.

Se sospecha que los colectivos, aparentemente apoyados por la Guardia Nacional y por la Policía Bolivariana, siembran el terror en Caracas sin que nadie se les interponga.

Los dirigentes de la oposición venezolana rechazaron este luns el anuncio del presidente Maduro de que asegurará la entrega de un fusil a cada uno de los casi 500.000 miembros de la Milicia Nacional.

En una concentración en Caracas por el día de la Milicia Nacional, Maduro anunció que tiene asegurados los recursos para entregarle a cada uno de los milicianos un fusil, dentro del equipamiento de la Fuerza Armada.

Dijo que espera expandir la Milicia hasta un millón de efectivos y que este año espera se alcancen los 500.000.

Maduro se rodeó de milicianos uniformados, a los que ordenó permanecer en las calles, cuando la oposición tiene planeado realizar una gran marcha el miércoles en Caracas, en rechazo al Gobierno y al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por haber aprobado una sentencia que despojó a la Asamblea Nacional (Congreso) de sus atribuciones.

Aunque el TSJ retiró la sentencia, los diputados lo acusan de haber dado un golpe de Estado.

El líder opositor Henrique Capriles replicó a Maduro que el país no quiere fusiles sino alimentos y medicinas, en medio de un prolongado desabastecimiento de los mercados.

“El esperpento (Maduro) anuncia un fusil para cada miliciano, está más desesperado que nunca”, señaló.

Igualmente, el diputado opositor Henry Ramos Allup advirtió que los fusiles prometidos por Maduro no callarán al pueblo ni aminorarán el “rechazo de 85 por ciento de los venezolanos” al Gobierno.

“El culillo (terror) es libre. Lástima que quiera curárselo con 500.000 fusiles, dinero que falta para comida y medicinas”, escribió en su cuenta de Twitter.

El diputado y dirigente del partido Primero Justicia (PJ) Tomás Guanipa también rechazó el anuncio de Maduro.

Venezuela lo que quiere es medicinas, comida y poder votar. No armas”, aseveró.

 

Share this post