El Millonario más Jóven del Mundo no fue a la Escuela

El Millonario más  Jóven del Mundo no fue a la Escuela

El millonario más joven de los Estados Unidos, apenas tiene 17 años y fabricó su fortuna a la sombra de internet, según comentó en una entrevista que publica hoy el Diario el Clarín de Argentina.
Erick Finmana, declaro que se mostró reacio a asistir a la escuela desde que tenía doce años, y según comenta, le hizo una propuesta a su padre para que lo sacará de la escuela.
El muchacho le aseguró a su padre que sería millonario a los 18 años y agregó que si lo hacía, no quería saber más nada de escuelas ni de universidad.
Nacido en un pequeño pueblo en el estado de Idaho, EE.UU., Finman asegura que no tuvo una infancia fácil y se queja de su mala relación con sus maestros en la escuela.
Es por eso que a los 15 años le rogó a sus padres que lo dejaran abandonar sus estudios.
“Mis maestros eran todos negativos. Uno de ellos me dijo que dejara la escuela y trabajara en McDonald’s porque eso era todo lo que podría hacer por el resto de mi vida. Supongo que hice la parte de dejar mis estudios”, contó el joven.
Para lograr su objetivo de ser millonario -y evitar la universidad- , Finman aprovechó mil dólares que su abuela le había regalado para su cumpleaños y los invirtió en la moneda virtual Bitcoin.
Finman vendió su primer bitcoin a fines de 2013, según dice el medio rtentino. Con el tiempo, el joven adquirió más de 403 bitcoins, una cantidad que hoy equivale a USD 1,09 millones.

Con parte de ese dinero fundó una startup llamada Botangle, que permitía a estudiantes frustrados como él encontrar maestros en la web. Además, se mudó a Silicon Valley y viajó por el mundo.
Años más tarde, Finman encontró a un interesado en su empresa, que ya contaba con 20 trabajadores y 100 usuarios activos que participaban en el proyecto.
Este hombre le dijo que le ofrecía USD 100.000 o 300 bitcoins. Finman no dudó y optó por los 300 bitcoins porque consideró que sería “la próxima gran cosa”.
“Mis padres me preguntaron: “¿Porqué no optaste por más efectivo?”, explicó Finman. “Pero yo lo pensaba más como una inversión”, agregó.
Hoy en día Finman mantiene sus inversiones en bitcoins y está seguro de dos cosas: no volvería a la escuela ni se anotaría en la universidad.
“No funciona para nadie. Yo recomendaría Internet, que es todo gratis. Puedes aprender un millón de veces más de YouTube o Wikipedia”.

Share this post