Estudio Revela Narco Régimen en Venezuela

Estudio Revela Narco Régimen en Venezuela
Cilia Flores, al centro en la gráfica, en las esquinas sus dos sobrinos narcos

Un Pacto diabólico entre la guerrilla colombiana y el expresidente Hugo Chávez, convirtió a Venezuela en un nido de narcos, corruptos y criminales que hoy gobiernan con mano de hierro a la nación, según se desprende de un estudio realizado por un instituto especializado.

En el trabajo se destaca que la captura de los sobrinos del presidente Nicolás Maduro, quienes trataron de vender una tonelada de drogas en Estados Unidos, no fue una casualidad, sino el fruto del intenso trabajo que realizan las autoridades norteamericanas para frenar el constante flujo de drogas proveniente de Venezuela.

Para fundamentar el estudio, los autores del mismo recogieron las delaciones que formularon ante los organismos de seguridad en Norteamérica, los hombres de confianza del chavismo que escaparon de Venezuela, entre estos un hombre de confianza del expresidente Chávez, su edecán, quien presenció las conversaciones entre el mandatario y el liderazgo de la guerrilla, que según expresó, “entraban a Miraflores, como Pedro por su casa”.

Junto a las delaciones del ex edecán figuran también las declaraciones de un juez de la suprema corte que huyó  en del régimen de Maduro y de varios narcos, entre estos un comerciante libanes identificado como Walid Makled, quien en Colombia, donde lo capturaron, habló con la DEA y detalló su historia en el narcotráfico, sus relaciones con el actual ministro de Justicia y Paz, Néstor Reverol, Hugo Chávez y otros altos funcionarios que según el dominaban desde sus despachos todo el negocio de las drogas, desde que salían de Colombia hacia Venezuela hasta que llegaba a otros puertos como Honduras, México y República Dominicana.

El periodista Antonio María Delgado, del diario EL NUEVO HERALD, de Miami, sigue algunos casos notables del narcotráfico y el lavado de dinero, entre estos la captura y proceso de los sobrinos de Maduro, Efraín A. Campo y Franki F. Flores y el de un piloto de la primera dama, Cilia Flores, preso en Colombia y que actualmente es juzgado por drogas en una corte de Nueva York.

A continuación, les ofrecemos el trabajo del colega Antonio M. Delgado, para que tengan una idea de lo profundo que penetró el narcotráfico a la cúpula gobernante en Venezuela.

El fallecido presidente venezolano Hugo Chávez quería ver a las FARC triunfar y autorizó el libre tránsito de drogas por el país para ayudar a financiar a los rebeles. Pero la estrategia desarrolló un efecto contrario, y en vez de impulsar al movimiento guerrillero colombiano a llegar al poder a través de las armas, fue el narcotráfico el que terminó apoderándose del Estado en Venezuela.

Un informe presentado el lunes en Washington por el American Enterprise Institute reveló que en Venezuela impera un narcoestado, en el que elementos del gobierno nacional administran y respaldan operaciones de narcotráfico, lavado de dinero, financiamiento al terrorismo, respaldo a los movimientos guerrilleros y de corrupción.

Es una perversa situación que está destruyendo a Venezuela y que se mantiene ahora bajo la dirección de Nicolás Maduro en la presidencia, dijo el senador federal Marco Rubio al inaugurar la ceremonia de presentación del informe “El Combate de las Organizaciones Transnacionales del Crimen Organizado en las Américas”.

“Nosotros vemos al gobierno de Maduro no sólo como una dictadura, sino también como una organización criminal”, manifestó Rubio.

Sin embargo, la relación entre el narcotráfico y el Estado de Venezuela tiene sus orígenes unos 12 años atrás, durante el gobierno de Chávez, resaltó el informe presentado por Roger Noriega, ex secretario de Estado adjunto para el Hemisferio Occidental.

Según el informe, Venezuela siempre fue un pasillo natural para las exportaciones de cocaína provenientes de Colombia hacia Europa y Estados Unidos.

Pero “ese tráfico explotó a finales del 2005 cuando Chávez decidió intensificar el respaldo de su régimen a la guerrilla, convirtiendo a Venezuela en un importante centro de distribución para la cocaína producida por las FARC y por otros grupos de narcotraficantes”, indica el informe.

El documento de 64 páginas cita el testimonio de un desertor chavista quien dijo a las autoridades estadounidenses que estuvo presente en una reunión clandestina realizada en el estado Barinas.

En esa reunión, “Chávez personalmente comprometió millones de las arcas de PDVSA [la estatal petrolera venezolana] a los comandantes de las FARC para financiar sus operaciones ofensivas contra el gobierno del presidente Álvaro Uribe”, resalta el estudio.

La motivación de Chávez era principalmente política, indica el estudio, pero la decisión terminó desvirtuando la naturaleza de su movimiento.

 “Al asumir un papel directo en las operaciones de comercialización de drogas de la cocaína de las FARC, convirtió su gobierno en un emprendimiento criminal. En ese período, los líderes chavistas de más alto nivel comenzaron a estar más interesados en el mantenimiento de estas operaciones lucrativas de corrupción que en gobernar o en administrar la economía”, afirma el documento.

Una década después, Venezuela terminó convirtiéndose en una gran máquina de lavado de dinero, corrupción y narcotráfico, donde funcionarios gubernamentales usan las entidades de gobierno para sus operaciones delictivas.

Las operaciones estatales de narcotráfico utilizan instalaciones, personal y equipos militares para facilitar el transporte de drogas desde Bolivia, Colombia y Ecuador a el Caribe y Centroamérica, para llegar finalmente a México, Estados Unidos y Europa, según el informe.

Según estimaciones oficiales, cerca de 200 toneladas métricas de cocaína pasan por Venezuela anualmente, y cerca de dos tercios de ese total va destino a Estados Unidos, señaló el documento.

Son miles de millones de dólares los generados en Venezuela a través de la desenfrenada corrupción y narcotráfico, que han terminado bajo la administración de una amplia base de testaferros.

 según el estudio, montos significativos de ese dinero se colocaron en bonos denominados en dólares de PDVSA, en bienes raíces, bonos negociables, depósitos bancarios en efectivos y empresas compradas en el exterior.

  “Muchos de estos activos están en Estados Unidos o están depositados en cuentas denominadas en dólares, lo cual hace que puedan ser sometidos a medidas legales”, resalta el informe.

 “La DEA [la Dirección Antinarcóticos de Estados Unidos] y fiscales federales en media docena de jurisdicciones han invertido recursos financieros sustanciales en investigar los casos judiciales contra estos individuos”, expresa el documento.

El estudio hace un recuento de los casos más sonados abiertos en Estados Unidos contra altos funcionarios del chavismo, resumiendo la situación con los sobrinos de la pareja presidencial, quienes fueron arrestados por intentar colocar 800 kilogramos de cocaína en Estados Unidos.

 El informe también cita el caso de Diosdado Cabello, ex presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, quien ha sido identificado por ex funcionarios del chavismo como el máximo jefe del Cartel de Los Soles, la organización de droga operada por militares que controla gran parte del narcotráfico en Venezuela.

Siga a Antonio María Delgado en Twitter:@DelgadoAntonioM

 

 

 

 

Share this post