Maduro Entre la Espada y la Pared

Más de doscientas personas, la mayoría de ellos estudiantes, han perdido la vida en las calles de Venezuela a causa de la violencia que desató el gobierno contra quienes se oponen a la constitución cubana.
Pese al rechazo de la gran mayoría de los venezolanos, el Presidente Nicolás Maduro y el mandatario cubano Raúl Castro, insisten en imponer su criterio, sin importarles cuánta sangre se derrame en el proceso.
La nueva constitución, elaborada en La Habana, tienen entre los puntos más críticos la eliminación de la propiedad privada, la confiscación de todos los bancos, la carnetización para la compra de alimentos medicinas o adquisición de bienes y la más dura de todas, la eliminación total de las elecciones.
El propósito de los cubanos es imponer en Venezuela un sistema similar al de la isla y perpetuarse en el poder, tal como lo han hecho en La Habana; pero el proyecto ha causado el más absoluto rechazo por parte de los venezolanos, que no quieren más tutelaje cubano en su país.
Los analistas que observan el proceso de imposición de la constituyente, estiman que Nicolás Maduro esta contra la espada y la pared, por un lado sus socios cubanos no lo dejan tomar decisiones porque podría perjudicar la permanencia de los cubanos en Venezuela, y por otro, sus compañeros de gabinete no le permiten llamar a elecciones, temerosos de perder el control e ir a parar a la cárcel por todos los delitos que han cometido durante su gestión.
Otro renglón que mantiene atadas las manos del presidente son los militares, que tampoco quieren abandonar sus cuarteles debido a que una gran parte de ellos están siendo buscados en otros países por delitos vinculados al narcotráfico.
El actual ministro de Justicia y Paz, Néstor Reverol, quien encabeza la represión contra los venezolanos, es buscado por narcotráfico. Una corte de Nueva York inicio juicio contra el militar, afirmando que tienen suficiente base para encarcelar al uniformado, cuyo nombre aparece en las declaraciones formuladas por sus alegados secuaces, varios de los cuales está purgando condena en USA por contrabando de drogas.
Asimismo el Departamento de Estado asegura que el actual vicepresidente venezolano Tarek El Aissami, es la ficha más importante del ajedrez cocalero en Suramérica. Un vocero de la entidad norteamericana dijo que habían congelado millones de dólares en propiedadades de El Aissami, invertidos en Miami, en compañías aparentemente vinculadas a negocios con el gobierno que el mismo representa.
Otra piedra en el zapato de los chavistas que detentan el poder es el acoso del Departamento de Estado, que denunció la vigencia en Venezuela de dos carteles en pugna por el poder, y afirman que tales estimaciones surgen de la captura de cientos de militares en Venezuela y en otros países como Colombia, apresados por delaciones de sus rivales civiles.
Citan también como ejemplo la captura de los sobrinos del presidente Nicolás Maduro, arrestados en Haití, gracias a una delación obtenida en Venezuela por un agente de encubierto de la DEA que entró en contacto con militares en ese país.
En síntesis, el Presidente Venezolano es víctima de su propio gabinete, que no lo deja buscar una salida decente y prefieren convertir al país en una carnicería antes que llamar a elecciones y esclavo del dictador de una nación empobrecida como Cuba, que busca sacar el mayor provecho de las riquezas naturales de Venezuela.

Share this post