Millones de Huevos Contaminados en Europa

Millones de Huevos Contaminados en Europa

Millones de huevos contaminados tienen corriendo a las autoridades de al menos ocho países de Europa y Asia, informaron hoy las autoridades en Bélgica, donde se produjo la alarma.
Se supone que los productos contaminados se originan en al menos 150 granjas donde se utilizó un pesticida conocido como fipronil, capaz de contaminar las posturas de las aves y convertirlas en pequeñas bombas de bacterias.
Entre los países afectados figura el Reino Unido, donde hoy se conoció que al menos 700 mil unidades llegaron al puerto a comienzos de la semana y ya fueron distribuidas en los supermercados del país.
Los ingleses han iniciado una campaña para alertar a la población sobre loa contaminación de los huevos y advierte que los mismos serán retirados de los estantes.
Hasta ahora siete países están bajo control de las autoridades europeas para sacar del mercado los productos contaminados entre estos España, Holanda, Bélgica, Alemania, Suecia, Suiza, Francia y Reino Unido y en Asia, Hong Kong.
El fipronil es un pesticida empleado para matar piojos y pulgas, prohibido en animales, que forman parte de la cadena alimentaria. La Organización Mundial de la Salud (OMS) califica su consumo de “moderadamente peligroso”, y aunque las autoridades sanitarias consideran el riesgo para la salud como mínimo, los expertos señalan que su entrada en el organismo en elevadas cantidades puede producir vértigos, náuseas o vómitos, y en el peor de los casos, daños a hígado, tiroides y riñones.
La crisis salió a la luz la pasada semana en Holanda, donde se localizó una concentración inusualmente elevada del pesticida en 28 remesas de huevos y el Gobierno aconsejó de inmediato a la población interrumpir su consumo.
Desde entonces, 180 ganaderos han visto bloqueada su producción y se han retirado del mercado los huevos sospechosos de estar contaminados. La nueva preocupación de los responsables de seguridad alimentaria holandeses es asegurarse de que el pesticida no ha infectado también la carne, en muchos casos también a la venta, para lo que están realizando nuevos análisis. El sacrificio de millares de estas aves en Holanda ha desatado las protestas de grupos animalistas.
Holanda no ha sido el único en reaccionar para evitar el consumo de huevos contaminados. En el caso de Bélgica, tres de las principales cadenas de supermercados del país retiraron de la venta la mercancía sospechosa. Y la misma medida tomó también la cadena alemana ALDI en el país germano y en Suiza. Esa masiva salida de las estanterías supone un importante golpe económico para los ganaderos de los países afectados, no solo por la pérdida de ventas, sino por la crisis de reputación para su producto, por lo que Holanda ya ha anunciado el desbloqueo de ayudas urgentes para los perjudicados.
Bajo la lupa están las empresas que comercializaron el pesticida ilegal, vendido por la compañía holandesa Chick Friends, así como su proveedor belga Poultry-Vision. “Alguien ha adulterado los huevos con un producto prohibido con una intención claramente criminal”, ha criticado contundente el ministro alemán de Agricultura, Christian Schmidt. Así lo consideran los tribunales de Holanda y Bélgica, donde se han abierto sendas investigaciones penales para depurar responsabilidades.

Share this post