“Ella” se Prepara para Ser Papá

“Ella” se Prepara para Ser Papá

Un joven de 20 años que recibe tratamiento para convertirse en mujer, congeló su esperma porque quiere ser papa.
Lea Membrey que todavía es varón, luce ahora como una explosiva rubia que desea ir a la universidad a estudiar comunicación social, según indica un reportaje publicado por un diario de Nueva Zelanda, lugar de nacimiento del transgenero.
El diario afirma que Membrey, visitó un banco de esperma tres veces antes de comenzar a tomar hormonas femeninas para su transición de hombre a mujer, por lo que puede tener hijos biológicos algún día.
Según afirmó el medio, el joven comenzó a hacer la transición en julio del 2015 después de sentirse “desconectada” de su cuerpo masculino la mayor parte de su vida.
La belleza rubia ha gastado más de 6 mil dólares en su nuevo cuerpo femenino, incluyendo implantes mamarios, rellenos labiales, inyecciones de botox y depilación láser.
“Ahora, casi dos años después de comenzar a tomar hormonas, mi testosterona es indetectable, estoy en el mismo nivel que una mujer biológica”.
Lea tiene la intención de someterse a una cirugía completa de reasignación de género en el futuro, pero dijo que ahora era más importante para ella cambiar su apariencia externa, por lo que la sociedad la considera como mujer.
Su próximo paso es ‘suavizar’ su rostro cambiar la mandíbula y el hueso de la frente empleando métodos quirúrgicos.
Ella dijo: “Conseguí colocarme los senos hace aproximadamente un año, fue una experiencia absolutamente increíble”.
“Nunca me sentí raro. Era muy natural para mí despertar a la mañana siguiente y tener senos.
“Me encanta poder mirarme en el espejo cuando estoy desnudo y no ver el pecho plano de un hombre. Es muy enriquecedor tener esta cosa femenina en mi cuerpo.
Lea, que planea inscribirse como estudiante de comunicaciones, dijo: “Definitivamente quiero tener hijos en los próximos 10 años y tener un hijo que sea biológicamente mío es muy importante para mí”.
“Aunque no quiero hijos pronto, quiero que sean naturalmente míos. Creo que es increíble saber que todavía puedo tener un bebé que es la mitad de mi ADN.
“Tuve que depositar la esperma antes de comenzar tratamientos intensivos con hormonas porque una vez que comienzas, tus órganos masculinos finalmente dejan de funcionar por completo.

Share this post