Celosa Quemó la Cara de su Rival

Celosa Quemó la Cara de su Rival

Monika Fourie, de 32 años lanzó agua caliente sobre la novia de su exesposo, Wouter Fourie. La víctima, Hannah Stokes, de 24 años.
Una mujer que encontró en su casa a su marido con una amante, ira a la cárcel acusada de agresión por rociar con agua caliente el rostro de su rival.
Monika Fourie, de 34 años, fue condenada en una corte de Plymouth, en el Reino Unido, por atacar deliberadamente a Hannah Stokes, de 24 años, su rival en amores. El juez la liberó bajo fianza mientras hace arreglos para cuidar de su hija durante su condena.
La acusada nacida en Polonia lloró y hubo lamentos en la galería pública, ya que fue declarada culpable de atacar a Stokes.
Fourie le había dicho a la corte durante el juicio de una semana que sentía que alguien la estaba “apuñalando en la cabeza” después de descubrir a la señorita Stokes en su casa.
Dijo que llegó a su hogar y encontró a su esposo Wouter Fourie, miembro de la Marina Real de Inglaterra, con su nueva amante, mientras él bebe de ambos dormía en el segundo piso de la casa.
La víctima por su parte declaró que escuchó a Fourie poner agua en una tetera y oyó cuando comenzó a hervir, pero no se imaginó que la mujer estaba calentando el agua para lanzarla sobre ella, causándole serias quemaduras.
Stokes fue tratada por quemaduras de segundo grado desde el pecho hasta el el ombligo y fue sometida a cirugía por un tímpano perforado.
Fourie admitió haber causado lesiones corporales graves en el incidente en su hogar, en Plymouth, el 24 de octubre de 2015 a Stokes, pero negó haberlo hecho con intención.
Ella fue declarada culpable por un jurado que rechazó sus afirmaciones de que no tenía ningún recuerdo del incidente y no tenía la intención de dañar a la señorita Stokes.
De acuerdo a la versión del fiscal, Monika al llegar a su casa le dijo al esposo: “¿no nos vas a presentar?”. Refiriéndose a la presencia de la mujer. Luego le ordenó a su marido que fuera arriba a revisar a la niña de ambos. Seguidamente puso a hervir el agua, tomó la tetera, una taza y vertió el agua caliente sobre el cuerpo de la mujer.
Hannah declaró por su parte que Monika Fourie estaba en la cocina, “pero inesperadamente ella vino hacia mí con una taza en la mano y me tiró agua directamente a la cara”.

Share this post