Adolescentes Subastan Virginidad en Internet

Adolescentes Subastan Virginidad en Internet

Lola, 18 y Mónica, 20. Holandesas, venden su virginidad por unos 25 mil dolares.
Un par de estudiantes holandesas han prometido vender sus virginidades al mejor postor, después de que el diario inglés, The Sun, revelara que a una mujer británica le ofrecieron 100,000 libras por su primera vez.
Lola, de 18 años, y Mónica, de 20, están subastando sus cuerpos en un sórdido sitio web alemán dirigido por un obeso hombre de 27 años, que vive en el sótano de su madre.
La pareja son dos de las últimas incorporaciones a Cinderella Escorts, que se especializa en subastas de vírgenes de todo el mundo.
La colegiala Lola, que dice ser una “virgen certificada” y tiene “un documento médico como prueba de esto”, planea usar el dinero para financiar la escuela y pagar las deudas de su familia.
Ella dijo: “Quiero vender mi virginidad por Cinderella Escorts, porque quiero pagar mi escuela y vivir una vida sin preocupaciones financieras. También usaré este dinero para ayudar a mi familia con varias deudas que ellos tienen”.
“No muchas personas realmente se quedan con la persona a la que perdieron su virginidad durante toda su vida”.
Mónica, de 20 años, dijo que aún no había encontrado “alguien a quien valga la pena dar mi virginidad” y agregó: “Hacer esto también me ayudaría a financiar mis estudios debido a que la universidad no es barata.
“Me gusta que vivamos en una sociedad y en un momento en el que podamos decidir qué queremos hacer con nuestros cuerpos. Para mí es importante tener el control del mío.
“Si bien algunas personas pueden no estar de acuerdo conmigo, creo que esto es lo mejor para mí y también me ayudará a asegurar mi futuro”, afirmó.
La oferta mínima para Mónica y Lola actualmente es de 20,000 libras.
La pareja está siguiendo los pasos de Brit Jasmin, de 26 años, que llegó a los titulares de las noticias nacionales esta semana después de que las ofertas por su virginidad ya alcanzaran las 100.000 libras esterlinas.
Jasmin le dijo a Sun Online: “Realmente respeto a las mujeres que son tradicionales y quieren esperar a tener relaciones sexuales después del matrimonio. Yo fui una de ellas.
“Realmente quería esperar al correcto. Pero no quiero esperar más.
“Así que elegí otra manera que me hará feliz. Estoy segura de mi decisión”.
Jasmin, quien dice que está estudiando en Londres, agregó: “Seamos honestos, ¿quién no preferiría tomar un millón en lugar de tener la primera vez otra vez con un tipo que probablemente desaparezca después de la relación”?”
La agencia de acompañantes en línea se ejecuta desde la habitación de Jan Zakobielski, de 27 años, en la casa de sus padres en Dortmund, Alemania.
Él dijo: “Nadie hace que estas mujeres jóvenes hagan algo que no quieren hacer. Tienen sus propias mentes y sus propias opiniones sobre la sexualidad.

Share this post