Asesina a su Amiga para Robarle Bebê que estaba Gestando

Asesina a su Amiga para Robarle Bebê que estaba Gestando
Mafra posa con su esposo en el sureño estado brasileño de Santa Catarina. Mafra tenía 36 semanas de embarazo en el momento del asesinato. Se desconoce si el bebé fue extraído mientras aún estaba viva.
La brasileña Flavia Godinho Mafra, de 24 años, aparece en una fotografía sin fecha. Mafra, que tenía 36 semanas de embarazo, fue brutalmente asesinada por una vieja amiga de la escuela que se había obsesionado con robar un bebé después de haber tenido un aborto espontáneo. Sacó al bebé del cuerpo de la madre con una cuchilla.
 

La investigación del asesinato de una joven embarazada revelô detalles que estremecieron a toda una población al sur de Brasil.

Un detective dijo que la víctima, que tenía 36 meses de embarazo, fue engañada por una pareja que la invitô a un baby shower y cuando la mujer llegô, la golpearon en la cabeza con un ladrillo, la dejaron inconsciente y le rajaron el abdomen con una hojilla para extraerle la criatura.

Flavia Godinho Mafra, de 24 años, fue asesinada por la pareja de un amigo, cuya esposa se había obsesionado con robar un bebé después de un aborto espontáneo.

La policía declarô que los sospechosos atrajeron a la mujer a la escena del crimen con el pretexto de un baby shower.

El crimen ocurrió en la pequeña localidad de Canelinha, en el sureño estado brasileño de Santa Catarina.

La pareja de su amiga de la escuela admitió haber usado un ladrillo para matarla después de atraerla a la escena del crimen con el pretexto de un baby shower, informaron los medios locales.

La amiga confesó haberse obsesionado con robar un hijo después de que tuvo un aborto espontáneo a principios de este año, dijo la policía.

El detective responsable del caso, Paulo Alexandre Freyesleben e Silva, confirmó que la causa de la muerte de la víctima de 24 años fue un corte agudo en el abdomen y heridas de un ladrillo, según el diario nacional G1.

Según los informes, el marido y la madre de la víctima encontraron el cuerpo alrededor de las 9 de la mañana del viernes.

Según la investigación policial, la mujer arrestada, que era una antigua amiga de la escuela de la víctima, le dijo al oficial de policía que había perdido un hijo debido a un aborto espontáneo en enero y que se había obsesionado con robar un hijo.

El cuerpo de Mafra había sido arrojado en un patio de alfarería abandonado en el barrio Galera de Canelinha.

Según NSC Total, la niña permanece en el Hospital de Niños de Florianópolis, donde le han administrado antibióticos y analgésicos para las lesiones sufridas cuando fue arrancada del vientre de su madre, pero por lo demás goza de buena salud en general.

La autopsia confirmará si el bebé fue extraído con la embarazada viva o si ya estaba muerta.

Flavia, quien estudió pedagogía y trabajó como maestra suplente, fue enterrada en el Cementerio Municipal de Canelinha luego de una breve ceremonia.

 

 

Share this post