ESPAÑA: Pedro Sánchez confirma que seguirá al frente del gobierno

MADRID.- El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció que continuará en el cargo “con más fuerza, si cabe”, tras unos días de reflexión para pensar en su futuro, después de que una corte abriera una investigación preliminar contra su esposa por acusaciones de corrupción.

Sánchez conmocionó al país el miércoles al anunciar que se tomaría cinco días libres para pensar en su futuro, después de que una corte abriera una investigación preliminar contra su mujer por acusaciones de corrupción.

“He decidido seguir, y seguir con más fuerza, si cabe, al frente de la presidencia del gobierno de España”, dijo en un discurso televisado.

La demanda contra su esposa, Begoña Gómez, fue presentada por un grupo legal de ultraderecha que afirma que Gómez utilizó su posición para influir en acuerdos de negocios.

El grupo Manos Limpias, reconoció que la demanda se basaba en reportes en medios. La fiscalía española indicó que debía desestimarse.

Sánchez dijo que se trataba de un ataque demasiado personal contra su familia y que necesitaba tiempo para decidir sus prioridades.

En la práctica, Sánchez tenía cuatro opciones: renunciar, buscar una moción de confianza en el parlamento, convocar nuevas elecciones o continuar en el cargo.

Cualquiera de ellas podría trastocar importantes planes legislativos, así como las cruciales elecciones regionales en Cataluña en mayo y al parlamento europeo en junio.

Sánchez, de 52 años, es presidente desde 2018. Pudo formar un nuevo gobierno de coalición izquierdista en minoría en noviembre para comenzar un nuevo mandato de cuatro años gracias a un apoyo cada vez más frágil de partidos regionales más pequeños. Aunque es uno de los líderes socialistas europeos que lleva más tiempo en el cargo y es popular a nivel internacional, en España es amado o despreciado.

Sánchez atribuye la investigación a sitios web de noticias alineados con el principal partido de la oposición conservadora, el Partido Popular, y con el grupo de ultraderecha Vox, que difundieron lo que calificó de acusaciones “espurias”.

Sus partidarios dijeron que el incidente debería ser un toque de atención para reaccionar a los ataques infundados que envenenan la política española.

Sin embargo, el Partido Popular afirmó que el comportamiento de Sánchez era frívolo, adolescente y poco apropiado de un líder europeo. Afirmó que la decisión eran una estrategia para ganar apoyo con fines electorales.

Nagore Calvo Mendizabal, profesora de política y sociedad española y europea en el King’s College London, dijo que la decisión de Sánchez podría ser “otra de sus estrategias políticas” y que podría beneficiarle al recabarle apoyos en el país en la lucha ante los ataques de la derecha.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *