Sepultada por el Hielo Ciudad de México

Sepultada por el Hielo Ciudad de México

Lo que calificaron los mexicanos como una granizada bíblica, los expertos afirman que se trata de los efectos negativos del cambio climático.

“No es un capricho de la naturaleza”, declaró un meteorólogo, lo que está ocurriendo en el mundo es un cambio que va a afectar a la humanidad con mayor frecuencia y dijo que mientras en México se produce una extraña granizada, en Europa hay naciones ardiendo en calor, como Francia, Inglaterra y España, donde ya se han registrado decesos a causa de las altas temperaturas.

Los medios dijeron que Guadalajara quedó sepultada bajo una lluvia de granito que congeló la ciudad, creando una situación sumamente difícil para los habitantes de Jalisco, que no habían lidiado jamás con una situación similar, dijeron las autoridades el pasado fin de semana.

Un funcionario del gobierno dijo que la granizada enterró una gran ciudad dejando a docenas de conductores atrapados y convirtiendo carreteras en ríos de hielo.

El aguacero ‘sin precedentes’ bombardeó a Guadalajara, en el estado de Jalisco en el oeste del país, el domingo.

Montones de granizo alcanzaron montones tan alto como de metro y medio en algunos lugares.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, dijo que “nunca había visto” un bombardeo tan pesado antes.

“Fui allí para evaluar la situación y fui testigo de escenas que nunca había visto antes: acumulación de granizo de más de un metro de altura, y luego nos preguntamos si existe el cambio climático”, dijo.

Algunas calles se transformaron en ríos de granizo denso y varias personas tuvieron que ser rescatadas de los techos de sus automóviles.

Numerosos coches fueron dañados después de ser enterrados bajo las pilas de granizo.

Pero los funcionarios dijeron que no hubo informes de heridos o muertes.

El personal del ejército y de los servicios de emergencia fueron reclutados para trabajar durante toda la noche para despejar las carreteras, según los medios mexicanos.

Los coches se podían ver enterrados hasta las ventanas en la nieve mientras los propietarios desesperados intentaban desenterrar sus vehículos.

Share this post